lunes, 10 de octubre de 2016

El nervio de la mañana torna en angustia a la noche,
la angustia en la noche torna en cansancio a la mañana,
el cansancio en la mañana torna en pesar a la noche,
el pesar en la noche torna en desasosiego a la mañana,
el desasosiego en la mañana torna en insomnio a la noche,
y el insomnio a la noche torna en nervio a la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario