viernes, 25 de julio de 2014

Desbordó la muralla,
y una avalancha de cadáveres putrefactos cayó sobre nosotros,
eso era la ciudad; una ruina de contenedores de cuerpos apilados,
y luces frías.

sábado, 12 de julio de 2014

Podrías conseguir,
que todos los sueños de los que te hablo,
no fueran más quel signo de la falta del tan necesario,
infanticidio, que aún no me atreví a cometer.

Pero no sólo tú existes, tiempo,
hay vidas cuyo ritmo se te escapan,
de sus fuerzas y su anhelo se alzan vientos,
a los que poco le importas,
y que más libre se viven pese a tu rechazo,
que no se preocupan, por tu sustento.

Sabes bien, que quisiera haberme ido con ellos,
lo sabes, pues por eso no te soy suficiente,
porque nunca he sido fiel, ni a ti, ni al fuego,
y que salgo siempre que suena la corriente,
por sentir que alguna vez pude izar el vuelo,
aunque el aire no fuera capaz de sostenerme.

Dirías tú,
qué será de ellos,
y pienso yo,
qué habrá sido de mí.