miércoles, 24 de julio de 2013

A mi palomita se la han robado
cuatro forasteros,
a ver si puedo rescatarla
con cuatro rifleros...

http://www.youtube.com/watch?v=R4mHEZDJYS0

lunes, 22 de julio de 2013

Mis amuletos pesan,
como rocas muertas,
anhelando el suelo, el sueño,
del que nunca las debieran de arrancar.

La fuerza que en ellos latía,
se ha ido extinguiendo con los años,
y yo mismo con ella,
soy, como aquello que sostengo.
Pesado, árido, frío,
dejé de quemarme al sol,
dejé de buscar en la noche,
dejé en ellos y en mí un abandono,
por la corriente arrolladora.

La necesidad que nos abarca a todos,
pasé mucho tiempo venciéndola con ilusiones,
vagas promesas y el saber que en el camino lograría
algo, que terminé destruyendo yo mismo,
por mi orgullo, mi ceguera…

El tiempo se me hizo largo,
el progreso que logré en aquellos años aun me empuja pero,
es un eco cada vez más tenue, más confuso, más afianzado,
en sus dogmas y sus errores.

Todo lo que no escribí lo perdí para siempre,
y lo que sí, queda demasiado lejos,
carezco de la fuerza, las ganas para recurrir a ello,
quizás algún día.

Cuando pueda descansar de esta huida a ciegas
hacia delante, en círculos... quizá,
que forma la espiral biológica de los cuerpos superviviendo
en el sistema cerrado de las necesidades y las ruinas,
del consumo y la caducidad repentina de todas las cosas.