viernes, 5 de abril de 2013

Comunistas y fascistas dicen que el futuro es de ellos, pues bien, que se lo queden, nuestro es el presente, nuestra es la rabia; y si estamos malditos tiraremos los cielos y abriremos la tierra, si nuestro lugar está en los infiernos aquí lo haremos emerger, tenedlo claro, seguiremos, somos invencibles porque somos la vida que queda, y no se puede acorralar, estamos en todas partes, somos cualquier lugar y cada sombra guarda un mundo que ha crecido bebiendo sangre de la acera.