sábado, 30 de marzo de 2013


"Oh lord live inside me, lead me on my way
Oh lord in the darkness, lead me on my way"



En mis manos,
cuantas cosas hay, cuantos cuerpos,
ausentes,
cuantas palabras, cuantas luces,
en el vacío.

Todos los caminos que he tomado,
han sido siempre parecidos al equivocado,
Y cada una de mis maldiciones han hecho su efecto,
oportunamente, para dejarme escapar,
dejando el destino a un lado, y al otro la razón.

No he sido yo, han sido más allá de mí,
una hoja en el viento bajando el acantilado,
una flor en la acera en que siempre me afanaba,
por guardar silencio, por tener algo que esconder y por,
escuchar mi propia huida, queriendo regresar.

Es aquí, en este negro adentro en que no espero a nadie,
donde nadie puede salvarme y donde no me queda refugio,
en una larga narración, anunciada y escrita por mí, y por muchos
antes de mi, lugar tenebroso, cardinal de la mano izquierda.

Fuente infernal, estrella de tinieblas,
es tu luz la noche, el aliento de la sombra,
es en mi, pues cada momento me pertenece,
y no seré yo quien desmerezca el día,
ahora, que me dejo a través, el tiempo me aguarda,
y nadie, nada, me retendrá.

sábado, 23 de marzo de 2013

Stayed deaf to everything,
either left to rot in indifference
Or left to drown in despair.

viernes, 22 de marzo de 2013

Vino,
me dijo que si aún no estaba muerto era por las muchas fuerzas que sostienen mi aliento,
más allá de mi.
Que estas no se agotarían, que yo sí, que moría, y que sabía;
que moría sabiendo, y que por eso, por lo que me habían enseñado y por mí mismo,
no tendría el perdón.
Sabremos en la última gota de nuestra esperanza,
de esta hartura infatigable y de lo que en ello nos asemeja;
indolentes y aburridos, en permanente y tiempo ahogado,
de una felicidad que más bien es un triste alivio,
de esta existencia que no pudimos elegir.
Sabremos, y es por eso que aun no podemos aguantar;
cada hora que implicamos, buscando siempre, anhelando siempre,
lo que aun nos queda por llegar, situando cada día en una excepción
que no nos puede soportar y,

caemos.

Barridos ante la mínima ráfaga de silencio.

jueves, 21 de marzo de 2013

Hay un trampa mortal,
en la esperanza,
Hay, también, un velo amargo,
en la promesa y hay,
frente a mí, un espacio tan vacío
y desolador,
que se puede oír la voz,
los deseos que nos enseñan,
en ese tono apenas perceptible que separa
nuestros pensamientos, del susurro.


jueves, 14 de marzo de 2013

La superficialidad es una prisión
en la que todo muere
y a la que huimos escapando siempre
de una vida que no logramos soportar
por no haber aprendido a madurar nuestra piel contra el frio
y nuestra lengua a lo amargo.

Es en el estigma, el dolor, sin embargo, donde se constata el valor de aquello que hace a la vida digna, aun en su ausencia, y por su ausencia, pues afirma la existencia de un deseo que nunca habremos de abandonar. Y es por ello que hay cierta belleza en la ansiedad, en el hambre y la sed cuando el espíritu reclama aquello que las manos no supieron lograr...

Habrá que Hacer algo.

martes, 5 de marzo de 2013

Curvaré este anhelo, en él caerán flores
de hielo,
que ya han quemado en mi piel,
la marca de una eterna distancia,
que no logra sostenerme
y que siempre me delata,
extranjero,
impedido para ligar arena
y asfalto.

viernes, 1 de marzo de 2013

Este mundo es basto e inmenso, vivo y eterno, todo lo que puedo concebir, amar, temer del mismo no es nada más que una ilusión efecto de mi siempre limitada y sesgada visión. Es bajo esta verdad bajo la que debo expandir mi espíritu, no hay frontera ni límite, nada se agota en vida más que las ganas de vivir, el tiempo es un engaño, y un robo.