jueves, 12 de diciembre de 2013

Quién fuera este rasguño en la mañana,
este garfio quel sol arrastra,
que desgarra lo que habíase unido en la noche;
sueños que no deben ser interrumpidos,
cuerpos que necesitan reposo,
gentes que merecen un tiempo inabarcable,
enamorados, en quienes habita la promesa de un mundo amable.

Para con las mismas zarzas,
cruzar entre sus espinas las altas torres de la ciudad,
sus ríos quebrados y sedientos,
negros,
enmarañar entre la raigambre de la oscuridad a reyes,
vasallos, traidores, la furia del poderoso,
y que en el alzarse solar,
fuesen arrastrados por el peso del nuevo día,
dejando en su lugar quienes hoy vagan sesgados,
ciegos por senderos que dejaron quienes murieron antes.

Quién fuera esta navaja,
que con su filo dibujase un horizonte en el cuello de cuantos nos apresan,
y que en el silencio de sus gargantas,
cortadas,
supiéramos que al fin que ya podemos descansar,
porque ha llegado el alba.

domingo, 10 de noviembre de 2013

-Creo que vives en la cumbre de una montaña que tú mismo has construido, creyendo que te permitiría respirar arriba un aire más puro, pero no contaste con que ahí arriba el oxígeno es escaso y te puedes ahogar.

-Sí, creo que tienes razón, tendré que comer coca.

-O bajar a donde estamos el resto, pardillo.

-¿Y eso CÓMO se hace? estamos hablando de emociones, no se puede hacer una incidencia directa sobre estas ni modificar los deseos.

-Si eso fuera verdad, yo sería una suicida consumada, o sea, que a estas alturas igual ni sería.

-Tal y como están las cosas mucho hay que hacer para no suicidarse. La cuestión está en que tal fortaleza psicológica tiene un precio, unas condiciones y unas consecuencias, y de tales, muchas no son tan fáciles de asumir.

-Madre mía, Uriel .

-Sí, es un poco desesperante.

-No es.

-El conocimiento en general tiende a serlo.

-Es que pones el problema fuera de ti, y no se…

-No es que el mundo esté tan bien como para pensar que el maldito voy a ser yo, ahora bien, es poco práctico, pero en cualquier caso se trata de práctica; es decir, de "hacer algo", prefiero cargar con una ansiedad que vaya carcomiéndome el alma a renunciar a ella en pos de tener una mejor paz. Lo que hay que hacer es buscar lo que uno quiere, y no modificar su deseo en pos de lo que se tiene ¿No era así? Pero ay... Camino de dolor y frustración, también hay cierta satisfacción en ello, no te creas... Pero vamos, que esto es muy sencillo, que lo que quiero, lo quiero "absoluta e incondicionalmente”, toma ya, y hasta que no lo tenga voy a estar mal, y por estar así puede que lo esté la vida entera, pero bueno, ya lo tengo asumido, uno se acostumbra a la pesadumbre, como a la gravedad, al final es tonificante.

-Pero hay deseos que son dañinos, no por no hallar satisfacción, sino porque están errados, porque encubren necesidades perversas, porque apuntan a un irrealizable.

-Y en tal está la inmensa labor de la razón, ten en cuenta que deseos hay en todo, así como están en la ansiedad están en la conformidad, pues esta a su vez es un modo de buscar cierta satisfacción y nada nos asegura que sea el camino correcto, es posible que tal también sea el camino equivocado, puede que lo sea incluso más ¿cómo podemos saberlo? Conociendo, a nosotros mismos en primer lugar y aquello que nos comparte después. Piensa que no hay ninguna garantía, jamás, de que en cualquier cosa que hagas no haya una necesidad perversa, una obsesión enfermiza.

-Creo que no hay manera de saberlo racionalmente, pero a nivel emocional, cuando se ha tomado el camino adecuado, se tiene una especie de certeza que toma la forma de una calma que no es la del ignorante, sino la del que se sabe fuerte porque lo es.

-Sí, creo que sé a qué te refieres, es una especie de certeza, de intuición que se siente cuando uno "Sabe" que está en el buen camino. Pero no es tan fácil verla, pues requiere ser muy sincero con uno mismo el poder "sentirla de verdad" pues de esta hay mil fantasmas, los cuales se multiplican cuando esta intuición nos dice que estamos en el mal camino, y entonces sí que estamos jodidos para darnos cuenta de esta. Así pues requiere mucho "Conocimiento previo" sobre uno mismo, mucha sinceridad, y eso es trabajo de la razón, no digo que haya que estar constantemente cuestionándolo todo, quizás solo al principio, pero en el tiempo se va trazando un camino y cada vez requiere menos revisiones, aún así uno nunca puede estar "seguro del todo" y hay que mantener siempre un ojo avizor, los miedos, la necesidad es muy astuta y sabe siempre como jugárnosla cuando bajamos la guardia.

-Lo sé, lo sé. ¿Tú crees que estas capacitado para verla, o no?

-¿Yo? Uhm... Lo cierto es que creo que en este momento concreto puede que no, que la necesidad tiende a írseme de las manos, pero eso no significa que no haga por estar en el buen camino, ahora mismo no me importa tanto estar seguro de lo que quiero como darme a mí mismo las oportunidades de poder elegir lo que querer entre lo que me ofrece la vida y de las consecuencias de mi hacer, es decir: Estoy buscando, guiado por esta ansiedad intentando darme a mí mismo todas las oportunidades posibles sabiendo que estoy al filo de una necesidad que puede desbocarme y llevarme por un sendero decadente. En este momento procuro que sean mis luces las que programen mis actos, y a su vez en los mismos intento hacer una aplicación más o menos estricta, pues de cómo estoy, estoy tan mal, que solo emana un bloqueo y un abandono. Se puede decir que navego entre bruma, pero que aún puedo ver suficientes estrellas como para saber que debo ir hacia allá y no para acá, con intención de que una vez pase esta niebla pudiera ajustar mi rumbo. Pero sabiendo a la vez que si nunca pasa al menos me habré alejado suficiente de donde no quería estar y así al menos pensar que donde llegue no sería tan terrible... En un mar sin garantías.

domingo, 3 de noviembre de 2013

El camino está cortado, a un lado yacen un montón de escombros de piedras color tierra, toda la parte exterior de la pared se ha derrumbado dejando una carcasa de ladrillos hecha pedazos sobre el suelo y dejando al descubierto un muro que parece hecho de arena, arena que bien parece anhelar su lugar natural. Pero los efectos del tiempo parecen tener un carácter sagrado a este lado de la ciudad, su transcurso no debe ser perturbado y es por ello que en lugar de recoger los pedazos y cimentar las roturas se ha vallado la calle, dicen, que es porque es un camino peligroso, que el edificio se puede derrumbar pero quizás sea para que nuestras manos no interfieran y dejar así intacta la obra del tiempo. El tiempo, si miramos tras los escombros podemos verlo; a los bordes del camino han crecido yerbajos y helechos, sobre nuestras cabezas tras las carcasa hueca del edificio en ruinas asoma la frondosidad de un árbol a mitad del camino, camino que ya no es nuestro, que solo podemos contemplar, pero tiempo al tiempo, esa valla también caerá.

domingo, 20 de octubre de 2013

Sal, de tus sueños,
de los caminos que son prisión,
que abarca más de lo que consume,
para que nunca cruces la frontera,
para que no renuncies al chantaje,
para que te achantes de la nada,
cubierto, reseco, pero vivo.

Pero, qué vida es esta, pregunta el dios,
el que todo lo puede, todo lo tiene,
sabe, y te juzga con compasión y extrañeza,
cómo salvarte, mi niño,
del tiempo que has creado,
si nunca dejaste obrar al destino.

sábado, 19 de octubre de 2013

"No importa en absoluto que despojos de carne humana titulen a sabiendas y 'a la fidelidad' (entre todo lo muerto) al corazón dejado al abandono. No importa que espere mirando por la ventana escuchar una voz amarga y pausada que me preste la calidez que las primeras lluvias menguan.
No importa, demasiado, los desórdenes de la locura misma. Desprezio la forma incompleta del amor relegado al relato de aventuras. Coincido con la pacienzia en que todo tiene su silencio, en que nada debe escapársete de las manos.
No me importa perderlo todo, ese todo parcial y puntual que los ignorantes ven en cada detalle y cada objeto inanimado.
Soy la voz de la putrefacta materialización del sueño. No soy nadie, y hablo como si mi lengua fuera de interés o simplemente fuera escuchada por otra persona. Un pensamiento egocéntrico, que se arrastra a ras de suelo.."

http://www.youtube.com/watch?v=dzyf1tmFt5Q


http://soledadsincompartida.blogspot.com.es/
Te prometo enredadera
que nunca más volverás,
tus palabras que eran,
son raíz que me agota,
el tiempo que era,
derribó las montañas,
quizás por mi furia,
quizás en tu llanto,
la violencia cambió el curso de los ríos,
y bajo esta corteza que se ahoga,
que consume lentamente su humedad,
anida un gorrión atrapado,
que clama deseando que el fuego del sol,
quebrase cuanto fue su hogar.

viernes, 4 de octubre de 2013

¿Qué es la semilla, más que la tierra que la alimenta? Sus hojas, más que el viento que las recorta, su flor, más que el sol que la despierta... Bendecidos somos pues tenemos un corazón que nos permite ir donde queramos, bendita la experiencia, que nos hace saber a donde, pero más bendito sea el amor, que da sentido a nuestros pasos.
Cruzarán las aves de paso,
por nuestro cielo fragmentado,
sus plumas blancas, grises,
por el aire limpio,
por el fuego apagado.

Caerán sobre nosotros, como lluvia fina,
como nunca llegamos a encontrarnos,
y así, aprenderemos a mirar hacia arriba,
y seguirles el rastro…

martes, 1 de octubre de 2013

No puede haber exigencia en el amor, esta es una idea que ya he argumentado otras veces, he dado ya varios argumentos, pero quería añadir uno nuevo que he estado pensando últimamente:

El problema de la exigencia, es que se asienta sobre unas condiciones, pueden ser normas, intensidad, puede ser una determinada manera o ciertas renuncias, pueden darse de muchas maneras pero todas comparten la misma estructura; si uno no las cumple el otro no considera que “la relación valga la pena” y cosas así, y aunque ya he reconocido que siempre es necesario un compromiso ya argumenté en su momento que este tan solo es formal y que en la práctica debe darse como garantía de la sinceridad, (sinceridad explicita, exhibición de las emociones, el lugar en el que uno está constantemente) y que no puede materializarse en normas concretas más allá de esto. Hasta aquí no he dicho nada nuevo, lo que añado ahora es las consecuencias que esto puede tener, o que tiene, cuando se mezcla la exigencia de una parte con el querer cumplir esa exigencia de la otra. El problema radica en el propio amor, puesto bajo determinadas condiciones; resulta que el amor “quiere querer” es decir, que enfoca sus deseos con respecto al ser amado, pero ese “querer querer” no deja de ser un deseo, una dirección y no un hecho inmediato, sino que se va realizando con el tiempo, con lo cual está combinación tiende a dar lugar al siguiente conflicto:

Es posible que si alguien amado pone unas condiciones sobre su amor, el amante, llevado por su deseo propio deseo de amar intente satisfacer esas condiciones, el problema está en que el “querer querer” no transforma lo que uno es de forma inmediata, haciendo que el amante “antes de tiempo” intente dar lo que se le pide “sin tenerlo” actuando, esforzándose más allá de sus fuerzas, y ocurre que, cuando uno actúa bajo sentimientos enfrentados sus acciones fracasan. Es decir, es posible que mi amada requiera algo de mí que yo quiera darle, pero eso (que yo quiera darlo) no implica que pueda hacerlo (aunque tenga que ver conmigo mismo, con mis propios sentimientos, con mis propios deseos) es posible que en mi, por otros sentimientos que me invadan, por defectos o problemas, por dificultades o necesidad, por lo que sea, no se den las condiciones reales para poder hacer lo que me pide. Esto puede darse en tragedia, pues cuando uno “quiere querer” tiende a hacer promesas (promesas que quisiera cumplir, aunque no pueda) y este tipo de cosas, una vez no son cumplidas se perciben por el otro como un engaño, como una traición, como una decepción… Es triste, pero creo que esto ocurre solo en circunstancias en las que dos personas no pueden realmente ser absolutamente sinceras, es posible llegar lejos en una relación, es posible el amor más puro, pero este requiere mucho tiempo y sobre todo comprensión por las necesidades, los sentimientos del otro, poner condiciones sobre quien nos ama pueden hacer que por el propio amor que nos tenga intente hacer cosas que no pueda hacer, y sin intención, con la intención adversa se nos presenten como traicioneros…

Así pues aquí dejo un nuevo argumento en contra de la exigencia, la única forma de amar saludablemente es dejando que las cosas se den como se tengan que dar en el tiempo y en libertad, así es como los sentimientos, libres de toda presión florecen con raíces profundas, así es como el amor puede hacerse eterno, con una sinceridad constante, haciendo que cada uno sepa siempre donde está y dejando que el tiempo y los buenos momentos hagan el resto.

martes, 17 de septiembre de 2013

Cuando afirmé que el amor era una fuerza libertaria nunca imaginé que unida a la pulsión de muerte pudiéramos amar lo que nos destruye... Y es que... ¿Quién somos nosotros para decidir como construirnos, cómo podemos saber que realmente somos justos? No hay una medida porque no hay un dios, ¿es por eso por lo que lo que amamos debe destruirnos, para recordar esto, para seguir viviendo?

lunes, 16 de septiembre de 2013

En lo que refiere al espíritu (de cuyos efectos relativos acontecen las emociones), la independencia, así como la autosuficiencia al contrario de lo que suele afirmarse cuando se ha hecho una breve reflexión al respecto, y de acuerdo en cierto forma con el sentimentalismo común, no son rasgos de una voluntad fuerte, sino de una muy pequeña. Bien es cierto que en estos ámbitos nos encontramos una maraña de principios y causas entremezclada que hace muy difícil su estudio, pero una vez se captan ciertos hilos no hace falta más que ir tirando de ellos cuidadosamente para darse cuenta que si ya bien la independencia y la autoafirmación son condiciones necesarias de toda voluntad en un principio, marcadas por este signo después no pueden desarrollarse y que toda la potencia que sienten aquellos que están en este punto no es más que el fantasma de la potencialidad que en ellos habita y no una fuerza real, pues esta, en su desarrollo, necesitará alimentarse un poder mayor del que cualquier persona puede otorgarse a sí misma, necesitando así pues de los demás, teniendo que renunciar así a su autosuficiencia si tal pretende desarrollar realmente aquello que hubiera comenzado, así como la semilla de un diente de león es condición necesaria para nuestra realización buscar en vez primera nuestra autonomía en pos de encontrar el lugar preciso allí donde queramos situar nuestros proyecto, pero una vez esto ocurre no podemos más que fundirnos con la tierra que hayamos elegido si es que queremos ser algo más que una simple semilla.

Con respecto a esto es comprensible que los espíritus libres no quieran jamás perder su autonomía, sobre todo con la visión de tantos que jamás llegan a tenerla buscando siempre algo que les de la fuerza que nunca pudieron lograr, volviéndose seres dependientes, exigentes, perturbados y despreciables, pero es preciso comprender los procesos adecuados con que funcionan ciertas cosas, pues aquellos que se afianzan en su propio ser pronto se dan cuenta que su humanidad es un precio que deben pagar para conservarlo y, hecho esto, lo mismo da ser una santo que una bestia, al final todos acaban igual y no aportan nada a este mundo, ni a si mismos.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Si es verdad que el ser se afirma sobre su contrario, entonces el amor no es posible, pues este solo puede ser libre y a su vez no puede serlo más que en el desarrollo libre y absoluto de todas sus fuerzas, argumento que solo puede ser vivible si en la experiencia afirmamos que su realización lo fomenta más allá de las fronteras sobre las que establezcamos sus limites, sus adversos, tomando esta afirmación como forma de vida y alegrandonos y enorgulleciendonos cuando lo vemos acontecer, superando con esto las limitaciones que nuestra carne mortal nos apresa, y entonces así, envueltos en un infinito autoafirmado ser capaces de amar. Entendiendo pues que el ser se afirma sobre si mismo y que de sí crece y se multiplica, sin necesidad de otro que marque su fin y así su existencia, entendiendo su fin, realmente como final, como muerte, como destructor y no como fin definidor. Pero esta es una idea que comprender implica una capacidad superior a la humana, pues implica el entendimiento de infinidad de fuerzas enfrentadas constituyendo una realidad multiple, cambiante, caotica... Y nuestros sentidos no pueden abarcar tanto, solo podemos ver el uno y los muchos, la figura y el fondo, la tesis y la antitesis, el ser y su contrario. No digo con esto entonces que no seamos capaces de amar, afirmo que hay algo divino en nosotros.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Hay,
lo he visto,
estoy en él,
un lugar,
donde el aire trae los ecos de la esperanza,
su música evoca una nostalgia trágica,
y alegre,
por aquellos momentos en que nos atrevimos a luchar,
su canción resopla en las calles de los pueblos blancos,
lo he visto,
donde anidan los cuervos;
El pueblo canta en silencio,
por un mundo que les otorgue su gloria,
y de pronto, vuelven la mirada,
todos,
callan aún más profundo,
su paso se vuelve pesado,
y recomienza la marcha militar.
El amor más puro no es romántico,
ni realista,
es una posibilidad que busca donde asentarse,
es como la semilla que no puede cambiar la tierra,
donde se asienta,
pero que vuela y puede buscar su lugar.

El amor más puro no acontece de repente,
es una construcción de años que además,
requiere darse en el momento adecuado.

El amor más puro no es inmortal,
cae, se rompe,
pero renace y se repone con más fuerza en cada rotura,
elevándose a lo eterno.

El amor más puro es una oportunidad,
y como tal se escoge en el momento adecuado,
entre muchas otras posibilidades.

El amor más puro es un ir avanzando hacia si mismo,
pero un avanzar que solo empieza con la madurez,
y en el tiempo.

El amor más puro ve,
pero los otros amores no pueden verlo.

jueves, 15 de agosto de 2013

Siempre me pregunto... ¿Qué están festejando? Pero nunca se responderme a ello... Que por un instante no están tan solos, quizás.

O quizás lo aparentan, para que otros no aterrorizados por la absoluta soledad que los atraviesa a todos se acerquen... ¿Y así no estarlo?

Ellos, iguales a los otros pero que construyeron la alternativa en la usurpación, el poder constituido en un espacio autogestionado, no en el cual es la mayor belleza, pero en el que al menos tienen en sus manos la vida, o la vida les construye en sus manos.

miércoles, 24 de julio de 2013

A mi palomita se la han robado
cuatro forasteros,
a ver si puedo rescatarla
con cuatro rifleros...

http://www.youtube.com/watch?v=R4mHEZDJYS0

lunes, 22 de julio de 2013

Mis amuletos pesan,
como rocas muertas,
anhelando el suelo, el sueño,
del que nunca las debieran de arrancar.

La fuerza que en ellos latía,
se ha ido extinguiendo con los años,
y yo mismo con ella,
soy, como aquello que sostengo.
Pesado, árido, frío,
dejé de quemarme al sol,
dejé de buscar en la noche,
dejé en ellos y en mí un abandono,
por la corriente arrolladora.

La necesidad que nos abarca a todos,
pasé mucho tiempo venciéndola con ilusiones,
vagas promesas y el saber que en el camino lograría
algo, que terminé destruyendo yo mismo,
por mi orgullo, mi ceguera…

El tiempo se me hizo largo,
el progreso que logré en aquellos años aun me empuja pero,
es un eco cada vez más tenue, más confuso, más afianzado,
en sus dogmas y sus errores.

Todo lo que no escribí lo perdí para siempre,
y lo que sí, queda demasiado lejos,
carezco de la fuerza, las ganas para recurrir a ello,
quizás algún día.

Cuando pueda descansar de esta huida a ciegas
hacia delante, en círculos... quizá,
que forma la espiral biológica de los cuerpos superviviendo
en el sistema cerrado de las necesidades y las ruinas,
del consumo y la caducidad repentina de todas las cosas.

domingo, 16 de junio de 2013

No caben en mi aquellos anhelos en que nos enseñaron a atenernos,
el fuego cálido de los cuerpos en que vertemos todo nuestro dolor,
la seguridad apasionada en que brotan la cobardía y el espanto,
a todo cuanto evidencie el apuntalamiento criminal, la prisión adornada,
todos aquellos deseos expuestos de cuanto antes y por más que sea limitarnos,
en pos de el gran premio de poder considerarse hombre, al tener lo que tienen los hombres,
poder ser mujer, al superar la gran crueldad del juicio que las dote del derecho,
a poder torturar a otras por todo aquel daño que las ha constituido.

No caben en mí, y tanto tiempo intenté buscar a mis semejantes, tanto tiempo,
que cualquier hubiera llegado a pensar que el mundo fuera bien, que en mi había un defecto,
pues no encontraba satisfacción y siempre tenía una sed, un vacío que nadie podía llenarme,
les culpé a ellos después, pero tampoco eran culpables, era yo aquel de la falsa promesa,
en mi, mis entrañas tensadas a fuerza de una pretensión esquizoide, de igualarme,
en mis logros y en mi imagen a cuantos habían escupido sus almas al lodazal de la historia.

Mi incapacidad para adaptarme a mis agresores, mi caótica e inestable formula mental,
aquello cuanto con tanto empeño me esforcé por enderezar a fuerza de disciplina,
era demasiado fuerte, logrando así protegerme de mi mismo y de aquellos usurpadores,
que habiendo robado mi voluntad me dejaron a la intemperie, en este desierto de pavor,
al sol quemado, al aire envenenado que invade la ciudad, para que yo mismo terminase el trabajo,
pero nadie tomó mi mano, nadie pudo acogerme en mi mayor debilidad, garantizando mi salvación;
pues nada debía, y así aprendí que la esclavitud se sostiene por la deuda y por la culpa.

No pude cumplir el plan del maestro, pero tampoco caí en los pozos del resentimiento y la decadencia,
habíame esforzado cuando aún no se agotaron mis fuerzas por recorrer todos los espacios posibles,
al alcance de mi mano estuvieron las grandes luces de la ilustración, las altas esferas de la fe,
pero también las grietas del sistema, agujeros reclamados al dominio en los que encontrase cobijo,
en ellos conocí la maldición que se había vertido sobre los pueblos, su calvario y su adicción,
pero también a aquellos que habían guardado el fuego de la liberación sin sosiego ni necesidad,
en ellos guardé un fragmento, y cuando volví a mirarme aún estaba allí, suficiente para recomenzarme,
pero tampoco para ellos era un hermano, pues no lo había sido para nadie y en las afueras me alcé:

No soy un destino, pero soy un principio que reniega de todo aquello en que me ofertaron paz,
llegué a verme a mí mismo condenado a no encontrar la armonía ni el descanso, un lugar habitable,
todas las voces en mi habían sido acalladas y solo quedaba la insatisfacción, el hastío, la frustración,
y tal me fue suficiente para saber que los caminos que me definen no han sido marcados aun,
que no puedo encontrar mi lugar en este mundo pues aún no ha sido construido, apenas soñado,
que me corresponde a mí, con el saber de todos aquellos que me han precedido y que ya cayeron,
con aquellos que buscan, con aquellos que no encuentran donde alzar su voluntad, con los libertarios,
refractarios de todas las ideologías, tirar todas las murallas, lanzar garfios ardientes contra el cielo,
y ser nuestros propios guías, nunca más estar perdidos, al nunca más seguir la luz ajena.

jueves, 13 de junio de 2013

"Van dos años ya, el problema es que no se me pasa, siempre me entran los nervios cuando te veo, cuando te tengo cerca... Me solía encaprichar, eso es normal así que no le daba importancia, ya que de hecho sabía que estabas demasiado lejos, lo sigo sabiendo y aun así no se me ha pasado aún... No se que será, la mirada en la que guardas las profundidades de un mar cristalino, el buen corazón que emana tu sonrisa; sonrisa que se me clava en el corazón cada vez que la cruzas con mi pobre existencia ¿Por qué? ¿Qué hice yo jamás por ti? No puedo merecer una gracia semejante, mi pulso se espanta, no sé que decir, no puedo más que intentar ocultar la desviación constante que me lleva hacia ti, buscándote, siempre buscándote, sólo para verte y confirmar una y otra vez más tu terrible lejanía, la imposibilidad de referirme a ti con la mínima palabra, el mínimo gesto. Se ha acrecentado con el tiempo, desde el día en que me usurpaste el aliento, sin saberlo nunca, sin siquiera darte cuenta... ¿Y qué puedo hacer ahora? No puedo ser culpable de este anhelo, pero tampoco puedo librarme de él, y así, cada día temo encontrarte, cada día que pasa sin verte, es un poco más gris. "

domingo, 26 de mayo de 2013

Me voy - dijo él.
¿Dónde vas saliendo de mi cama? Si las calles aún no están puestas... - respondió ella con sólo la mitad de la cara a la vista, apoyada sobre la almohada, sonriendo sin importarle el fin del mundo, los maullidos de un millón de bestias ni el sudor que le resbalaba una piel que volvería a romper en pedazos al mismísimo el Coloso de Rhodas...

Via: http://soledadsincompartida.blogspot.com.es/

jueves, 23 de mayo de 2013

En boca cerrada,
cenizas quedan.

lunes, 20 de mayo de 2013

La insurrección no va a llegar, no a menos que la realicemos nosotros; Ni viene ni vendrá, y la posibilidad inmanente de su surgimiento espontáneo es tan presente como su rápida extinción, mucho antes de que siquiera llegásemos a darnos cuenta de que se dio. Es por esto que mi critica al optimismo histórico no me puede dejar de causar dolor, pues sé que en el fondo de ese optimismo se guarda una Fe, una esperanza que es tan Trágica como Criminal, que no tendría porqué, pero que lleva a los hombres a esperar, es el Valium de los vencidos... Y los vencidos somos nosotros. Me causa dolor esta critica pues conozco muy bien los sentimientos que llevan a pensar este “optimismo”, pues si bien aquellos que vivimos al amparo de las barricadas somos participes de cierta Belleza singular que nos llega de sentimientos puros y de Fe en la humanidad, somos a la vez muy conscientes de la destrucción constante de nuestras utopías y la visión permanente de nuestra Ciudadela (nombre hermoso con el que además los surrealistas de esta tierra llamasen a la “acampada-sol”) hundiéndose a golpes, a quebrantos en las arenas del olvido.
No se puede vivir así, y es por eso que muchos de los nuestros recurren a estas ideas, pero no es así, ellos seguirán asando sus caballas, los lunes a la sombra y los veranos en la playa, y dentro de sus murallas celebrando bicentenarios, constituciones con dos Cojones, cantando le a la Caleta y a sus muertos, pero Diablo No se encargará del resto. Lo que devenga de este mundo no será más que lo que devenga de nuestras manos, y es en el poder de nuestras acciones y nuestra torpeza donde queda la única verdad de los siglos prometidos, será tan solo por esto; La historia por si misma seguirá toda la eternidad cometiendo la infinitud y totalidad de su barbarie, somos nosotros aquellos que con la mera fuerza de la razón hemos de enfrentarnos contra toda la fuerza de la historia.
“Existe un chantaje a la pareja que, cada vez más, se anuncia como chantaje a la sexualidad. Aunque esta exigencia se desdobla a su vez: la jovencita* no deja que se le acerquen de verdad más que aquellos/as de sus “mejores amigos/as” en los que previamente se extinguió toda latencia sexual; a nadie mantendrá a una distancia más definitiva que a aquel al que ha admitido en su cama. Es la experiencia de esta distancia la que sustituyó al amante por el/la compañero/a.”

“El amor es imposible en las condiciones modernas de producción. Dentro del modo de desvelamiento mercantil, el don aparece bien como una absurda debilidad, bien como integrado en un flujo de otros intercambios y gobernado, en consecuencia, por un “calculo de desinterés”. Como se supone que el hombre no ha de tener intimidad sino con sus intereses, siempre que estos no aparezcan al descubierto, solo la mentira y la simulación resultan posibles. Reina aquí, pues, una sospecha paranoica en cuento a las intenciones y las motivaciones reales del otro; el don resulta tan sospechoso que ahora habría que pagar para dar. La Jovencita* lo sabe mejor que nadie.”

“Cuando la propiedad privada se vacía de toda sustancia metafísica propia, no muere inmediatamente. Se sobrevive, pero su contenido ya no es más que negativo: el derecho a privar a los otros del uso de nuestros bienes. Cuando el coito se libera de toda significación inmanente, se pone a proliferar. Pero ya no es más. A fin de cuentas, que el efímero monopolio del empleo de los órganos genitales del otro.”

Tiqqun. Teoría de la Jovencita.

*Jovencita: “La jovencita” no es ni hombre ni mujer, sino una imagen, un modelo de representación, es la figura sobre la cual los sujetos intentan construir sus subjetividades, en este libro se presenta esta figura parar analizarla y darle una lectura critica.

viernes, 17 de mayo de 2013

No luchar contra el estado esquizoide dominante, contra nuestro estado esquizoide, sino partir de ahí, usarlo como pura facultad de subjetivación y de desubjetivación, como aptitud de experimentación.
Romper con la antigua angustia del "¿quién soy realmente?", en beneficio del conocimiento de mi situación y de su uso posible.

No sobrevivir en la inmanencia constante de una milagrosa salida,
no creer forzosamente en el oficio que se tiene,
en las mentiras que se dicen,
sino partir de ahí,(...)
Desapegarse de su desapego mediante una práctica consciente y estratégica con el desdoblamiento de sí.

EN RUPTURA PRIMERO INTERIOR CON EL MUNDO.

Tiqqun, la teoría del Bloom.
El hombre es lo indestructible,
que puede ser infinitamente destruido
Blanchot

Lo Indestructible es uno; es enteramente
cada hombre, y todos lo tienen en común.
Es el inalterable cemento
que une a los hombres para siempre.
Kafka

Esta noche del mundo
esta nada vacía que lo contiene todo
en su simplicidad abstracta,
esta forma de la pura inquietud...
Hegel

miércoles, 15 de mayo de 2013

A estas horas de la noche.

Los grandes vigías han muerto.
Sin duda, UNO, los ha matado.
El débil resplandor de su terquedad solitaria incomodaba excesivamente a los partidarios del sueño. Al menos eso creemos adivinar nosotros, los que llegamos tan tarde, debido a la turbación que todavía suscita Su nombre en determinados momentos.
Cualquier huella viva de lo que hicieron y fueron ha sido borrada, parece ser, por la obstinación maniaca del resentimiento. Finalmente, este mundo solo ha conservado de ellos un puñado de imágenes muertas que nimba con la indecente satisfacción de haber vencido a aquellos que, sin embargo, eran mejores que él.
Y aquí estamos, huérfanos de toda grandeza, entregados a un mundo de hielo, sin luz alguna que señale el horizonte. Nuestras preguntas deben permanecer sin respuesta, aseguran los mas viejos, pero después reconocen que a pesar de todo "nunca hubo noche tan negra para la inteligencia"

Tiqqun. La teoria del bloom.

viernes, 5 de abril de 2013

Comunistas y fascistas dicen que el futuro es de ellos, pues bien, que se lo queden, nuestro es el presente, nuestra es la rabia; y si estamos malditos tiraremos los cielos y abriremos la tierra, si nuestro lugar está en los infiernos aquí lo haremos emerger, tenedlo claro, seguiremos, somos invencibles porque somos la vida que queda, y no se puede acorralar, estamos en todas partes, somos cualquier lugar y cada sombra guarda un mundo que ha crecido bebiendo sangre de la acera.

sábado, 30 de marzo de 2013


"Oh lord live inside me, lead me on my way
Oh lord in the darkness, lead me on my way"



En mis manos,
cuantas cosas hay, cuantos cuerpos,
ausentes,
cuantas palabras, cuantas luces,
en el vacío.

Todos los caminos que he tomado,
han sido siempre parecidos al equivocado,
Y cada una de mis maldiciones han hecho su efecto,
oportunamente, para dejarme escapar,
dejando el destino a un lado, y al otro la razón.

No he sido yo, han sido más allá de mí,
una hoja en el viento bajando el acantilado,
una flor en la acera en que siempre me afanaba,
por guardar silencio, por tener algo que esconder y por,
escuchar mi propia huida, queriendo regresar.

Es aquí, en este negro adentro en que no espero a nadie,
donde nadie puede salvarme y donde no me queda refugio,
en una larga narración, anunciada y escrita por mí, y por muchos
antes de mi, lugar tenebroso, cardinal de la mano izquierda.

Fuente infernal, estrella de tinieblas,
es tu luz la noche, el aliento de la sombra,
es en mi, pues cada momento me pertenece,
y no seré yo quien desmerezca el día,
ahora, que me dejo a través, el tiempo me aguarda,
y nadie, nada, me retendrá.

sábado, 23 de marzo de 2013

Stayed deaf to everything,
either left to rot in indifference
Or left to drown in despair.

viernes, 22 de marzo de 2013

Vino,
me dijo que si aún no estaba muerto era por las muchas fuerzas que sostienen mi aliento,
más allá de mi.
Que estas no se agotarían, que yo sí, que moría, y que sabía;
que moría sabiendo, y que por eso, por lo que me habían enseñado y por mí mismo,
no tendría el perdón.
Sabremos en la última gota de nuestra esperanza,
de esta hartura infatigable y de lo que en ello nos asemeja;
indolentes y aburridos, en permanente y tiempo ahogado,
de una felicidad que más bien es un triste alivio,
de esta existencia que no pudimos elegir.
Sabremos, y es por eso que aun no podemos aguantar;
cada hora que implicamos, buscando siempre, anhelando siempre,
lo que aun nos queda por llegar, situando cada día en una excepción
que no nos puede soportar y,

caemos.

Barridos ante la mínima ráfaga de silencio.

jueves, 21 de marzo de 2013

Hay un trampa mortal,
en la esperanza,
Hay, también, un velo amargo,
en la promesa y hay,
frente a mí, un espacio tan vacío
y desolador,
que se puede oír la voz,
los deseos que nos enseñan,
en ese tono apenas perceptible que separa
nuestros pensamientos, del susurro.


jueves, 14 de marzo de 2013

La superficialidad es una prisión
en la que todo muere
y a la que huimos escapando siempre
de una vida que no logramos soportar
por no haber aprendido a madurar nuestra piel contra el frio
y nuestra lengua a lo amargo.

Es en el estigma, el dolor, sin embargo, donde se constata el valor de aquello que hace a la vida digna, aun en su ausencia, y por su ausencia, pues afirma la existencia de un deseo que nunca habremos de abandonar. Y es por ello que hay cierta belleza en la ansiedad, en el hambre y la sed cuando el espíritu reclama aquello que las manos no supieron lograr...

Habrá que Hacer algo.

martes, 5 de marzo de 2013

Curvaré este anhelo, en él caerán flores
de hielo,
que ya han quemado en mi piel,
la marca de una eterna distancia,
que no logra sostenerme
y que siempre me delata,
extranjero,
impedido para ligar arena
y asfalto.

viernes, 1 de marzo de 2013

Este mundo es basto e inmenso, vivo y eterno, todo lo que puedo concebir, amar, temer del mismo no es nada más que una ilusión efecto de mi siempre limitada y sesgada visión. Es bajo esta verdad bajo la que debo expandir mi espíritu, no hay frontera ni límite, nada se agota en vida más que las ganas de vivir, el tiempo es un engaño, y un robo.

jueves, 28 de febrero de 2013

"Si no es posible concebir tal cosa (la carencia absoluta de miedo y celos) lo que no es posible concebir no es amor libre en tanto que libertad sexual, sino el amor mismo."
La integración de ciertas patologías emocionales como parte fundamental de mi integridad e identidad personal parece llevarme misteriosamente a una vía de erradicación de las mismas que no había logrado antes, la metáfora más apropiada en este sentido es la de la “postilla” o la “costra” que se forma sobre una herida, sin darme cuenta todos mis intentos de librarme de esta como síntoma de la herida no me han hecho más que profundizar en el trauma y en sentido contrario, finalmente asumiéndola como parte de mi, la veo resecarse y desprenderse lentamente de mi espíritu como una carcasa inútil.

miércoles, 27 de febrero de 2013


No quiere nada de lo que quieres darle, sino lo que no puedes, es decir nada que tengas que dar, sino algo que quiere que seas, algo que hace el consigo mismo, es decir, una ilusión.
¿lo has pensado?
Lo que necesita es situarte dentro de su propio sistema emocional como un engranaje que le haga funcionar, quiere tu cuerpo, sí, pero no como tú se lo ofreces, que es en carne, sino como símbolo.

Lo típico

Y es precisamente eso, que sea lo típico, algo profundamente extraño, solemos tener relaciones neuróticas;
Relaciones interpersonales sostenidas sobre la realidad y la materia se nos hacen invivibles y extrañas. Relaciones simbólicas en las cuales ni salimos ni queremos salir de nuestro propio imaginario son lo cotidiano... Lo que intuitivamente, o por sentido común diríamos que es enfermizo, es lo cotidiano.

Uno se acaba dando cuenta de que la estructura del amor y de la misma sociedad
pero sobre todo del amor,
está mal hecha,
y que la gente no ama,
compra,
consume,
posee.

martes, 26 de febrero de 2013

So go on and fail me

All passion spent
We stay deaf to everything
All lost shame
All words of peace have died away
Both on our lips and in our hearts
All passion spent...now.



El duelo es aquí, quien guardará la llama,
del silencio, del perdón y la rabia,
el dulce grito en el que se reivindica,
el dolor eterno, la pesadilla de saber,
que en la oscuridad, todos mienten,
saber que mienten, no saber en qué.

Cabe preguntar, sólo entonces,
si hay algo más, o si es sólo una trampa,
pero no lo sabremos nunca, y no es,
por la heteronomía de la voluntad,
que se ejerce por miedo, o es quizás,
por la autonomía del amor,
clavado
y
ajeno.

lunes, 25 de febrero de 2013

Mi suerte, es apenas un reflejo,
a mi alrededor veo, lo que será,
siento en mis adentro algo,
que se remueve sin saber a dónde,
extraña es, la consciencia de la muerte.

Que ya no puedo soportar más y es,
mi silencio, mi diplomacia, un aviso,
mientras lo que está detrás, se pierde.

Decía, que es así, en el último aliento,
cuando puede aflorar la voz,
cuando ya nada importa nada,
es la debilidad lo que nos une, decía,
pero en mi, veo una distancia creciendo,
y la promesa de un horizonte, hacía mí,
es tan lúcida como incierta.
Dogmatismo o Barbarie,
Locura o Frialdad,

estoy harto de este mundo y su destino,
no quiero aceptar más lo que tiene que ofrecerme,
si me obliga, caído en la trampa del dolor,
no puedo ceder más ante la nada,
seductora y llena de promesas que intenta que abandone,
y que no haga más daño,
a los demás...
He recogido en el recuerdo,
el testigo de un fuego impendido,
una distancia sobre la que juzgo este mundo;
intolerable.

Hay en mi, en los principios negados de mis actos,
un intento por conservar,
aquello en lo que se que puedo, tener fe,
pero que no es más, y viento,
no resguarda el calor que vive,
sólo, y no por mi regazo.

He descifrado un laberinto,
que construir para protegerme,
y en el ya no puedo actuar más,
perdido en el eterno presente,
soy una presa, de mi guardián.

Las claves que sostengo,
acumuladas con los años,
pesan, demasiado y sus puertas
quedan lejos, el mundo que perseguía
ha sido abandonado, en un instante.

No es, mi cielo, lo que quiero,
ni es, tampoco, lo que puedo,
son cosas que quisiera o no,
ya me han dado muerte y ahora,
sólo ahora,
puedo descansar.

El arte es un proceso cognitivo;
no hay en verdad, razón,
para desvirtuar los deseos sean estos,
pequeños, bajos, necesitados;
adversos a un ideal si es con los mismos,
como recreamos la narrativa del espíritu.

En la experiencia, en silencio de la conciencia,
podemos advertir un ápice de esperanza,
sobre lo que se nos viene encima al probar,
con la lengua, las yemas de los dedos...
que las obras de nuestro espanto logran a veces
la calma,
que piden las raíces del ensueño, en su vernos crecer.