martes, 31 de enero de 2012

Cuando el mundo esté en sus manos ¿qué harán?

Cuando ya no les haga ninguna falta intentar engañarnos, nuestro mundo muera, vivan en sus islas protegidas... Depuradas, escogidas, armadas. Cuando no exista pueblo, porque ya no existimos, Pueblo. Frente al fin de los tiempos, nosotros, amontonados bajo tierra estéril, qué absurda esperanza... Esperar que los astros nos encaminen a un mundo mejor, qué inocentes no queriendo mirar la pus que emana las fauces de los poderosos, esperemos que cualquier cambio pueda ser mejor. Nosotros, inconscientes, ignorantes, engañados, torpes... Desarmados ¿Cómo podríamos hacer algo en nuestro favor? Ellos, viciados, enfermos, adictos, egoístas, paranoicos, traumatizados, inmensos, peligrosos ¿Cómo considerar algo más allá de su salvaje supervivencia?
Abandonad toda esperanza, todo proyecto e ilusión es fútil ¿Acaso hay algo en nuestras manos? Pobres, mortales e impotentes. ¿Pensáis que podréis protegeros de aquellos titanes putrefactos con piedras y consignas? ¿Pensáis, que llegados al abismo de la esclavitud y la barbarie habrá un nuevo Führer de los desheredados que os proveerá unión y armamento? Vuestra vida está solo en nuestras manos, Pueblo, en nuestras manos hay cadenas, metal que se injerta en los tendones, un solo movimiento y estamos muertos. Y aún queréis reír, y aun buscáis felicidad, ese mundo no es para nosotros, tampoco lo es para ellos, ese mundo no es para nadie, asomaos tras el muro que jamás podréis cruzar, veréis el oro y la peste.

¡Mirad la aurora! Una escuadra de serpientes antiguas viene vomitando locura, ¡oh infierno, oh don aterrador! Los hombres danzan raquíticos con la muerte, las brujas vuelven a arder, el cuerpo enfermo busca sanarse aniquilando lo extraño, pero no, la infección ya tomó las raíces, las pústulas supuran del asfalto, la calle sangra, hay cuerpos pudriéndose en el parque y los edificios lucen cual colmena de parásitos, quemados, vacíos, refugio para las ratas. ¡Mirad allí, la resistencia! Forma una pirámide de muertos tras el paredón, la vida no es nada, un enjambre de plomo se ha llevado a nuestros hijos, sus ojos blancos, sus bocas abiertas cantan a coro el lamento oceánico, los gusanos se retuercen de pasión. En los corazones guardamos cantos perdidos ¿Visteis la aurora? Pensábamos que era nuestra oportunidad, pero una vez que se extinguió el fuego volvimos a nuestras respectivas celdas, a reconstruir sus muros, y cantamos... cantamos nuestros cantos perdidos, las trompetas del Apocalipsis asolan nuestras gargantas, el cielo es de piedra, y cae sobre nosotros...

viernes, 27 de enero de 2012

Si yo duelo es porque la vida te duele.
Llamadme, solamente llamadme, cuando llegue el día de las canciones colectivas,
solamente llamadme, cuando llegue el día en que tremolen las banderas rojas, las banderas negras.
Solamente llamadme el día en que la risa y el pan sean plan de gobierno, sean forma de gobierno.
Solamente llamadme el día en que, Juan República Popular, sean nombres y apellidos del pueblo.
Entonces, cuando estemos en lo justo... llamadme, solamente llamadme.
¿Se puede mantener realmente un sistema económico únicamente bajo el uso de la fuerza y la represión? ¡Más sangre para el dios de la sangre! La historia nos dice que no, que no es posible, pero a la vez jamas fue tal el abismo entre la capacidad de defensa del pueblo y la fuerza militar... Así pues, nos situamos en una brecha... Hoy ya no es necesario empujar a la historia ¡Materialistas Dialécticos! ya podéis descansar, el abismo está cerca, el avance es inevitable, descansad y postraros ante el fin de los tiempos.

lunes, 23 de enero de 2012

Hay una compañía que no la puede dar ninguna calidez, ningún cuerpo ni voz… Es una compañía en la distancia, una que solo puede darse en la lejanía… Es la única que puede dar consuelo cuando miras al horizonte. Esa compañía no puede dártela nadie que conozcas, porque solo los desconocidos pueden darte tal cosa, es la compañía de lo que está fuera de nosotros, de lo extraño, pero a la vez la de nosotros mismos, de todo lo que somos pero aún nos falta. Es la compañía de los sueños, y esa es, casi trágicamente, la que nos hace caminar.

domingo, 22 de enero de 2012

Todos vosotros humoristas de la vida cotidiana, exaltáis como buena la más deplorable de las banalidades. Y el cinismo no es excusa. Qué haréis ¿reíros de vosotros mismos hasta el día de la muerte? No encontrareis paz. ¿Celebrar siempre qué podáis la más insignificante de las gracias? Eso no os hará dichosos. En vosotros se acoge el terror, en vosotros anida el abandono. Qué haréis ¿Vaciar vuestra conciencia con tal de no acumular fracasos? Vuestra inseguridad no tendrá limites. ¿Cuantas razonables excusas podréis acumular a lo largo de los años?¿Cuantas experiencias e historias os afanareis en acumular sobre vuestros intentos? Demasiadas drogas habrán carcomido vuestro empeño antes de acabar semejante tratado. Ni siquiera vuestra tragedia merecerá ser contada, no os interesáis a nadie, vuestra vida de consuelos y de voluntad arrodillada.
Al cerrar los ojos, mira adentro,
el mundo es muy distinto,
y ves caer tantos tópicos...
Esa salida que busca la gente,
no va hacia ningún lugar.

La exaltación de la miseria
se ve en la burla cotidiana
y sin embargo, al cerrar los ojos
compartimos los sueños.

Al escuchar tu ritmo,
todo se mueve más lento
y no tienes que responder,
hay suficiente silencio.

Frente al abismo de este mundo,
¿quién ha creado la barbarie?
Las puntas abiertas de las lanzas,
que no se dejan acariciar.

Frente a sus nervios, su ansiedad,
¿Quien les ha mandado?
La necesidad de que nadie les moleste,
fingiendo estar ocupados.

Al notar el pulso, es distinto,
no prefiere brillar ante nadie,
¿quien le cortó las plumas?
por que así no cabía entre las puertas.

Y al brotar de una esperanza,
lo cercaron con cinta policial,
¿Quien necesita un mundo tan seguro?
Que no puede ni cerrar los párpados,

ni besarnos en los párpados.

jueves, 19 de enero de 2012

Les exigences de la Foi

(Esta es la traducción del Track que abajo es mostrado)

Hemos marchado en el Amor
Hemos marchado en el todo
Es la anulación de las venganzas
Sobretodo ahora

Te envío estas palabras de alguna parte
de los maquis de la resistencia
a lo intolerable
Nada nos pertenece- Todo nos es prestado

Estoy rodeado de hombres libres
que permanecen mis hermanos en las barricadas
el hombre revuelta corto, vuela,
cae y es levantado rey
pero queda hambriento de justicia
agotado al calor de otra generosidad
Nada nos pertenece- Lo tenemos todo

Mas a la mañana entraremos
en nuestras respectivas prisiones
los indeseables, los desarraigados
refractarios a todas las ideologías
ni dios, ni amo-estas palabras cargadas
de bruma
cantamos nuestros cantos perdidos
pero nada jamás nos responde
pero nos quedamos igualmente
testigos de la libertad
testigos de la carne-no de la ley
dad lo mejor que tengáis al mundo
y seréis recompensados
a patadas- ¡dad igualmente!
y por un puñado de cerezas
¡sed generosos!

viernes, 6 de enero de 2012

En mi vida se cumplen, han cumplido y seguirán cumpliéndose los sueños y utopías de cualquiera. He vivido maravillas, muchas de mis experiencias no serían creídas por la mayoría de los mortales más que como vanos deseos, mis realidades cotidianas se cumplen en muchos aspectos dentro de las historias fantásticas. No me creerían, lo que he visto, tanto como he podido comprobar en mis propia piel; La libertad del amor, el poderoso viento que lo guía y que clama con una fuerza que irrumpe contra la fuerza misma de la historia, el imperio de lo oculto derrumbándose a sus pies. La humanidad fraterna, trabajando junta bajo los mismos principios e incluso sin la opresión de los fines, he visto y he sido hermanos y hermanas dando su grata generosidad, su voz humana compañera y pura. He sentido la dignidad y he comprobado como el peso de los mismos cimientos de este infierno en que vivimos no ejercía fuerza suficiente contra una entereza que solo Job compararía, y solo por el estigma de su fe. He vivido, he visto, he analizado y comprobado sueños y magia como ejercicios cotidianos, celestes que se aplican o han aplicado a mi vida con total naturalidad, pues así debía, así debe ser.

Tanto que he aprendido se guarda en mí cual tesoro dorado, en mis pulmones puede respirar el sol, en mis pupilas arraiga la divinidad, los muchos, no creerían mis recuerdos.

Pero a la vez conozco los horrores de este mundo, y aún se muy bien que su horizonte se extiende más allá de cuanto puedo representarme, que su profundidad se presenta irremediable, colapsada. La humanidad, en un encierro macabro donde nadie puede dirigir las astas del demonio y reina el caos. He mirado al abismo, y sus fuegos se alzan con más fuerza cada día, he visto el mundo, un mundo cuya única paz o justicia posible se levanta sobre la ruina y la destrucción.

Y con todo ello, al final soy un hombre más, que sufre de los mismos males, la misma banalidad, la misma soledad y a quien ejercen las mismas heridas, en el mismo lugar. El mismo desconsuelo asentado en los pequeños deseos de mis días, por más que haya aprendido a sanarme con mayor rapidez, que el veneno no se asiente en mi, o tenga las claves de la cura. Por más que tenga mucho en que resguardarme o buscar calidez, no soy más fuerte, ni más inmune que cualquiera...

martes, 3 de enero de 2012

‎"La piel es lo más profundo del hombre"
Fundaré el arte de quererlo todo y lo llamaré amor libre,
quererlo todo en mi, no todo para mi.