jueves, 29 de septiembre de 2011

Es totalmente distinto hacer un hombre feliz de hacer un hombre bueno, y hacer de este un hombre prudente listo, hábil y avisado capaz de hacerse feliz, que hacerlo un hombre virtuoso.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Los siglos prometidos

Se va mi cuerpo a la extensión del sueño,
mi sombra camina a mi encuentro,
y a pesar de la variable dispersión en mi distancia,
se siente, amanece, allende.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Le dijo el Marrajo al Coral.

"Puede que llegues a un momento en tú vida en qué termines despreciando los halagos de cualquier otro que no seas tú mismo, sobre todo y con más rapidez llegarás a ese punto si intentas interrogar a los demás sobre por qué dicen “Qué bueno, qué bello” sobre lo que eres, haces, piensas o dices."

miércoles, 7 de septiembre de 2011

El cansancio, la debilidad, la pereza, el miedo ni el espíritu son excusas ni razones suficientes para tomar la decisión trascendental de dejarse llevar por el destino.  La responsabilidad debe ser total, final y fundamental para salvarse de la miseria bien sea a la sombra de la locura.

domingo, 4 de septiembre de 2011

A nadie le importan, es verdad, ni a mi, las margaritas.

Yo no leo a espectadores.

El delirio, logro, sueño del poeta,
más allá de él, quererse extenso,
en los cielos, su voz de todo,
y desaparecer entre todos.

El delirio, un juicio,
al final en publico.
Haznos disfrutar,
y aquí en nuestra espera marchita,
despiértanos,
por un momento.

Pero no se puede rebajar más,
la voz, y el deseo del poeta.
¿Qué demuestran?
El atrio irrumpe en el arte,
lo muestra,
limpio,
adusto,
blanco.

La voz rota muestra su fisura,
pero sin romper,
y en la distancia,
no es capaz el delirio,
no se quiere sino ver,
el clavo sin violencia,
la lágrima sin llanto...

Al final,
las palabras que son todo por no ser palabra no son nada,
al permanecer aquí, ahora, ruido, rima, silencio inquieto,
mostrada.
El silencio enseña a ajustar las cuentas pendientes.