jueves, 31 de marzo de 2011

"Es Deber de quien sabe Una cosa enseñarla (Aunque sea a la Fuerza) a los demás ya bien sea esa la Única cosa que sepa si ve que los demás intentan hacerla (o derivados) y lo hacen mal ya bien Ni Ellos Mismos sepan que así lo hacen."

Así piensa quien en realidad desprecia a la humanidad,
y quien así no actúa la hace despreciable.
No debemos esperar nada sino de nosotros mismos (...)objetivo que transciende a nosotros (...)es el único camino a la reivindicación de nuestros pueblos, la unión, y más allá la independencia plena, en ese camino andamos y en ese caminaremos el resto de nuestra vida porque es el camino de nuestros pueblos.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Hay quien ni admira ni necesita, solo desea, y luego se va de este mundo sin descendencia, dejando un sendero de luz cuyo fuego podría alimentar al sol. Y mira, todo se pierde en un eterno presente del que cada nuevo elegido habrá de comenzar el principio en su larga y vana virtud. No importa cuanto den o que largos sean los brazos de su bondad. De todo lo que no queda escrito no habrá más que avergonzarse. Ellos no, sinvergüenzas, pues están como estarán muertos, sino nosotros, sus hijos, para los que de tanto orgullo no queda más que una cruel y cínica burla del tiempo.
"Debéis leerme con sufrimiento,
debéis buscar la belleza,
y arrepentíos,
miraos,
odiaros.

Debéis despreciaros.

Toda defensa es apología de la mediocridad,
un crimen,
una vergüenza.

El tormento del hambre y la sed debe corroeros en lo más profundo del alma cual mar insaciable.

Debéis arrancar la vida, ensangrentaos de su fuerza,
debéis quedar desnudos,
débiles,
clavados en el frío.

Que descansen los muertos, reíros de los muertos, miradlos con desprecio.

¿Qué herencia es esta?

Son los culpables, por ello debéis buscar venganza, destruid la vida y no os ensuciéis”



--Cartas de Baal a los hombres XVIII 4 c-d


martes, 29 de marzo de 2011

Seamos libres, lo demás no importa nada.

viernes, 25 de marzo de 2011

Sucias tribus anarquistas.

La razón primera por la que me alejo totalmente del principio de la moralidad cómo guía de las acciones así como cualquier intento de consecuencia en los actos ni con mi moral ni con mis conocimientos es que el resultado de tales intentos sobre mis manos desataría tal furia y tal rabia de indignación que no podría más que morir vanamente ensangrentado por la vida miserable de quienes nos han condenado, o sus lacayos, y con ello, finalmente, no podría ser útil ni a mí mismo ni a vosotros.
Debe de sentirse cual castigo, eso que dices, de ir siempre un paso por delante.
No poder ser derrotado por aquellos que discutes, siendo educado y corregido siempre por aquellos que la vejez o la muerte te impedirán entablar nunca una amistad.
Qué dolor insoportable debe de ser brotar de una fuente que por tan intensa nadie puede beber sin sufrimiento, y tan pesada, que nadie que conozcas puede soportar el peso del dolor que sientas.
Un don tan lleno de tormento que muchas veces llego a pensar que no fuiste hecho para la carne, y que solo una funesta ventura o algún dios cruel que te otorgase un destino sin heraldo podría haberte dotado de la capacidad de sentir tamaña soledad.

domingo, 20 de marzo de 2011

"Y si no existe dios y no hay quien te castigue tampoco hay quien te perdone"

Ateos, por no creer y librarnos de la opresión del infierno tan solo conseguimos que este entrase en nuestros corazones, con la perdida de esta locura también perdimos su consuelo. Matamos a los dioses, nos quedaron los demonios.

viernes, 18 de marzo de 2011

Soledad no es falta de la peculiar calidez de la carne, sino la falta del cáliz maldito en que vertimos de un doloroso tajo la sangre de nuestros deseos.
"Cualquier sacrificio hecho por la permanencia de la pareja dentro de las formulas de la tradición lo que sacrifica en primer lugar e inevitablemente es el propio amor en pos de estructuras ajenas, ajenas como he explicado, por su constitución formal del fin último, en contraposición del fin en sí mismo."

jueves, 17 de marzo de 2011

Y del lugar común
la noche donde todos lloran
porque todos lloran
el corazón se hizo mito
el sentimiento trofeo
la miseria en gracia
si permanece
desnuda
quebrada
estéril
bajo el titulo de los poetas.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Cuando se dio cuenta no pudo más que disponer todos sus esfuerzos e intentos en mantener la impasividad total ante sus días.
Había perdido todo sustento con ello de quedarse en cualquier sitio, le acosaba la huida constante, la tensión de una cadena tirante hacia el refugio de la prisión.
El horror al que se había desacostumbrado pronto ejercería su voz y ya no tendría otras con las que acallarlo.
Un demonio interior reía, y ahora, con esta traición, estaba realmente solo.

martes, 15 de marzo de 2011

La felicidad es una propiedad de la resignación,
son los melancólicos aquellos que lo quieren todo.
Malditos,
por buscar acogimiento en tanto y tan grande que no tiene nada que decirnos.
Belleza; si nos hace sangrar las mejillas.
Verdad en lo sublime; si hiela la voluntad de la garganta,
si no desaparece al cerrar los parpados,
si no desprecia la insolencia del viento.

lunes, 14 de marzo de 2011

La frustración y el ansia insobornable, incansable incorformable de superarla es lo que me ha enseñado y me ha otorgado poder no solo de amar sino de saber que es y cuanto no es cierto y propio del hacer de los amantes.

viernes, 11 de marzo de 2011

Es una canción tranquila el paso uno a uno de los días, la percepción de su crecimiento y el eco de lo viejo en cada recuerdo como sosiego de las esperas y alabanza de la motivación.

El transcurso en cada paso, también la amenaza de aquellos que quieren robarnos el tiempo, partes cotidianas del hacerse de quien aprende a vivir sin miedo.

La conciencia pasible, conocida, un respirar de la tierra, los mares y el tronar de las tormentas diluido en una taza de té, regalo de los que nos dan letras para la eternidad, el fuego del sol, contra el gas de los mecheros.

jueves, 10 de marzo de 2011

Es en un instante de paciencia cuando percibimos el tiempo perdido, en ese momento sentimos la necesidad intrínseca, desgarradora, desbordante de correr, tensar los músculos, reforzar la carne y rasgar el aire, pero no estamos preparados, llevamos demasiado peso encima, al poco nos cansamos, intentamos mantener el paso y nos ahogamos, andamos deprisa y pronto el sudor empieza a agobiarnos, quisiéramos tirar todo lo que llevamos encima y correr, correr muy rápido, pero no, es muy valioso, demasiado escaso, no podemos, y es entonces, y solo entonces, cuando cambiamos nuestros deseos por la purificación sosegante de las duchas.

jueves, 3 de marzo de 2011

En respuesta a Anonimo.

http://plumaenrojo.blogspot.com/2011/02/no-hay-que-explotar-el-deseo-del-cambio.html#comments

La entrada ha sido convertida en un comentario de este mismo post por cuestiones de espacio.
“La conciencia subjetiva de la libertad no es más que la inconsciencia objetiva de la necesidad”
Spinoza

Necesidad por diseño, que fácil.

martes, 1 de marzo de 2011

Deberías acostarte, chaval.