domingo, 27 de febrero de 2011

No hay que explotar el deseo del cambio, pues quien siempre desea esto pierde la conciencia de los porqués y lo convierte en un vicio, en la necesidad de algo nuevo con tal de calmar un hambre insaciable; primero ha de intentarse acomodar a lo dado con intención de reformar aquello que no funciona.
Solo una vez comprobado que tal cosa no es posible, y aún nos condena más… Alzad los cuchillos. No lo olvideis, al despertar siempre hay cuchillos en el cajón.

miércoles, 23 de febrero de 2011

IN NOMINE PATRI SATANAS LUCIFERI EXCELSI

Adán, a quien la edad senil hace ya muchas generaciones que volvió loco, y de quien solo queda ya el semen perdido en pedazos de la jungla, no cesa de dar vueltas a un contrato y se pregunta, desquiciado y sin respuesta. ¿Por qué sus hijos luchan y se lamentan exigiendo como un derecho la maldición que a él le fue impuesta…? pese al regalo que robó para sus hijos y del cual estos no dan uso…

martes, 22 de febrero de 2011

Pienso escribir y siempre me viene el mismo olor a muerte, algo que sin duda debo de tener por dentro… Y me pregunto cómo puedo escribir entonces sin poesía, cómo me atrevo a tener algo que decir manchándolo todo con este insufrible olor a podredumbre.

¿Y qué sería de mí en la limpieza, qué sería de mí sin los huesos de mi amada?
Me cuesta percatarme de lo grotesco de su cadáver, pero aun así he terminado por tomar una decisión.

Con sus huesos haré la harina del pan que comeré mañana, y en cada mordisco a un paso más de vacío ya se me ocurrirá algo de agua o viento que nombrar amor…

lunes, 21 de febrero de 2011

Para los mortales cualquier acto de bondad es ya una demostración de poderío.
No quiero que seas mi amigo, no espero nada de ti y si hablo de confianza no me refiero más que al hablar de quien no le importa lo que dice. No quiero tu ayuda ni tu comprensión, yo mismo nunca llegaré a reconocerte como un igual, nunca consideraré que puedas prestarme ayuda ninguna ni que puedas entender lo que yo mismo no me esfuerce en hacerte llegar.

Lo que yo quiero es que me aproveches, que olvides por completo los vínculos en los que aprendiste a moverte cuando estés frente a mí, que intentes sacarme el máximo partido y a través del completo abismo aprendas lo que puedo enseñarte sin preocuparte en un solo momento de tanto que diga y que tus instintos se esfuerzan en rechazar. Quiero que metas tus manos con guantes de metal en mis entrañas y rebusques sin temor por desgarrarme, no me duele. Quiero que me juzgues y utilices sin piedad, quiero que pierdas tu humanidad y con ellas todas las barreras que levantas a tus deseos y ansiedades por piedad y respeto a las personas.

Así lo quiero pues yo haré lo mismo, más allá de todo reconocimiento quiero beberme tu impiedad, que pierdas el sentido del sufrimiento y las emociones más allá de cuanto consideras salvaje digno solo de las bestias, y a la vez de cuanto sientes frio, afilado, cruel solo digno del más terrible de los juicios divinos que vocifere la razón.

Quiero que seas todo lo ajeno que hay en ti, todo lo que temes y rechazas de mi, todo aquello que te hace sentirte libre, que te hacer sentir que te obedeces, que sigues tu corazón.

viernes, 18 de febrero de 2011

Hay cierto orgullo en este infierno,
tan propio y singular,
de arquitectura refinada y construcción medida y planificada.
Levantado con los miedos de todos a quienes ayudé algún día,
perfecto al detalle,
cuidado en cada palmo en busca de alguna salida que ridiculizara su construcción,
en busca de alguna luz que algún impertinente pudiese llegar a ver con la intención de destruir mi obra.
Mi infierno completo, mi obra de arte, muestra de mi superioridad y diferencia…

Pero tan pequeño…
tan pequeño…

jueves, 17 de febrero de 2011

Toda política basada en la virtud está condenada al fracaso.
La gente siempre se siente muy actualizada, muy actual, muy conocedores de su tiempo, de las determinaciones específicas de los dias que les tocó vivir.

Idiotas, piensan que algo les separa de los que vinieron antes, con más historia, como si esta hubiera tenido un principio determinado; con más conocimiento, como si la vana y falsa idea de haber tenido que memorizar más cosas que sus abuelos fuera ya título de conocimiento alguno. Más protagonistas, como si el asombro y el terror tuviera relación alguna con la importancia de los eventos. Y en fin, más importantes, como si realmente viviesen en el fin de los tiempos y solo la virtud conjunta de los pueblos pudiera impedir el completo apocalipsis.

Nada, a cada nuevo nacimiento le corresponderá siempre de este modo cometer los errores de sus ancestros.

domingo, 13 de febrero de 2011

La sencillez es una propiedad de la salud.

La joya en el fondo del laberinto de nuestros tiempos, la terrible paradoja.

jueves, 10 de febrero de 2011

“los hombres fueron imaginados libres para que pudieran ser juzgados y castigados, para que pudiesen ser culpables”
Nietzsche, El ocaso de los ídolos.

El libre albedrio no es una suerte de voluntad sin ataduras especificas, sino la ventura de elegir a qué queremos someternos. Esto, llevado al uso puede resultarnos realmente fructífero si sabemos aprender bien la técnica que le es propia, a fin de escoger siempre lo yugos que nos resulten favorables.

miércoles, 9 de febrero de 2011

La razón es la maldición deseada,
es la esterilidad máxima de toda voluntad,
la palabra más exenta de fuerza y de obediencia.

Sin embargo, se esfuerza por alcanzar su existencia,
con la mayor prepotencia imaginada,
llamándose a si misma más digna y con más autoridad,
que la totalidad.

Sin aliado, sin tiempo ni raíces ni sentido de ser,
y pese a esto, nosotros mortales no podemos más que arrodillarnos,
con el más digno de los respetos cuando la vemos vencer,
completo imposible para la carne.

La razón sola, con su fuerza espectral contra toda la fuerza de la historia.

¿Cómo es posible?
La no existencia se injerta en nuestra piel como un daimon eterno,
el no ser, no hacer, no sentir, nos habla y su voz nos llena de deseo y fascinación.
Una pureza, un dios que no vive de la tierra ni reconoce a otros dioses,
la embriaguez sin poesía, el deber sin gobierno, la heroicidad sin canto,
ni leyendas, ni recuerdos.

¿Cómo es posible?
Tal épica de los mathemas, capaz de movernos sin compensación ni promesa,
dar la vida, pero no hacer en ella, solo mirarla, solo contemplarla,
nos enseña a morir.

Es un viento divino que infecta la carne, la mata, la rechaza, la odia,
la carne es enfermedad.

Pobres mortales, victimas de lo más ajeno,
cual espada en el estomago la muerte es lenta,
la muerte es un deber.

La razón es sacrificio, mayor acto de fe,
la razón voz de los astros, condena despótica,
obediencia inexcusable.

¿Qué juez podría librarnos?
¿Qué mano inmortal de las profundidades del mar nos protegería?

No hace falta, la locura nos atiende y nos consuela,
le debemos a ella la felicidad,
oh infierno, oh don aterrador,
líbranos de todo mal,
déjanos descansar.

lunes, 7 de febrero de 2011

La libertad no consiste en hacer lo que quieras,
los deseos no acontecen más que a una necesidad que siempre está fuera de nuestro alcance.
La libertad consiste en tener capacidad en hacer lo que debes, es deducción e independencia.

sábado, 5 de febrero de 2011

Harías cualquier cosa por no ponerte a escribir,
escribirías cualquier cosa por no escribir lo que debes escribir,
te ocuparías de cualquier cosa por no atender a lo que más daño te hace,

Una hoja en blanco.
Siempre me gustó el sonido que produce la guitarra acústica, si te fijas suena siempre parecido a un caminar, se puede sentir la lejanía, los pasos y los horizontes entre tanta fibra, se nota en la resonancia de la madera. Pero me pregunto siempre si yo mismo podría desperezarme de esta frontera que no supera la distancia de mi piel y ponerme buscar un lugar apropiado en realidad para escuchar ese resonar tan acogedor.

Parece que no, prueba de ello cada día, un amanecer nuevo mañana igualmente, al igual que ayer, solo espero que no por nacer nuevamente se me acreciente el olvido de estas promesas que siempre llegan por la noche, ya lo he dicho, ya lo sabes, ya es tarde.

Espera un momento, la culpa es tuya, cuando te lo dan nunca es suficiente, miserable, nunca eres suficiente. No existe lo suficiente.
No, el tiempo no podrá dárnoslo todo, ni la tierra, ni el devenir de los astros y su lánguido temblor, su áspera lejanía. No podrán, ni con todas las voluntades en acuerdo levantarse la voluntad de su digna lapida de virtud, no podrá sin duda, por más que desee de su existencia un solo acto más que morderse los labios.

Mordernos en los labios.

viernes, 4 de febrero de 2011

Cuando te esfuerzas demasiado en algo,
cuando inviertes días y días en una empresa y te olvidas de todo lo demás,
es cuando aprovecha la suerte para brindarte todas esas oportunidades que echabas en falta.

Cuando al fin acabas tu trabajo ya es muy tarde, está a punto de amanecer,
...Pero ya estás demasiado cansado.

Se te acabó el tiempo.